Desde este año, el gobierno japonés posibilita a ciudadanos chilenos a permanecer en Japón hasta una estadía de un año con el objetivo principal de vacacionar, pudiendo trabajar esporádicamente para cubrir los gastos del viaje. Esto es lo que conocemos como la visa Working Holiday.

Ahora, si tus intereses son aprender japonés y trabajar ¡tenemos opciones para ti! Te sugeriremos la escuela de idiomas que mejor se adapte a tus intereses y serás asistido en la búsqueda de trabajo.